MALAS PRÁCTICAS AL INTERIOR DE LAS UNIONES TEMPORALES DE PROVEEDORES.

Las bases de licitación de los servicios de mediación familiar, permiten en las licitaciones de los servicios de mediación familiar desde hace algunos años, la participación de una figura que anteriormente no existía: las Uniones Temporales de Proveedores, UTP.

Desde que se incluyeron en el Reglamento de Compras Públicas el año 2015, forman parte de los oferentes aceptados en las licitaciones de mediación.

El problema es que tienen una casi nula regulación en la legislación laboral, lo que ha permitido toda suerte de abusos hacia los mediadores familiares.

Sabemos que existen empleadores que amparados bajo esta figura, hacen tratos indignantes con los mediadores: les piden que deben pagar una cuantiosa suma de dinero por el cupo de ir en la lista ofertada de mediadores con ellos; para legitimar este cobro les hacen contratos por sueldos que duplican los honorarios establecidos por el sistema, con la finalidad de obtener puntaje adicional en las licitaciones; pero a fin de mes se les descuenta la mitad del sueldo, con lo cual queda igual que los mediadores de otros centros, que al no emplear esta figura, obtienen menos puntaje en la licitación. que premia a quienes ofrecen buenos sueldos a sus mediadores.

Es urgente efectuar modificaciones a esta figura para que se puedan alcanzar realmente los objetivos que se propuso el legislador cuando definió esta figura de las uniones temporales de trabajadores.

Les invitamos a leer el documento “Las Uniones Temporales de Proveedores (UTP) y las dificultades existentes en torno a su implementación en la contratación pública chilena”, de la abogada Natalia Francisca Cáceres Luarte:

Publicado por

Patricio Rebolledo Schmidt

Patricio Rebolledo Schmidt

Concluida su enseñanza media ingresó en el año 1976 a la carrera de Ingeniería Comercial, en la Universidad de Chile sede Viña del Mar, ubicada en 7 Norte con Pasaje La Paz. Luego de cursar dos años, se desilusionó de la carrera por el marcado acento neoliberal de la misma, que privilegiaba lo que se denominaba en ese entonces el laissez faire, l expresión francesa que significa «dejen hacer», refiriéndose a una completa libertad en la economía: libre mercado, libre manufactura, bajos o nulos impuestos, libre mercado laboral y mínima intervención de los gobiernos. En la búsqueda personal de una vocación más humanista y cristiana, Ingresó en el año 1978 en el Pontificio Seminario Mayor "San Rafael" de Valparaíso, siguiendo un impulso por estudiar la carrera sacerdotal. Egresó de dicho centro de estudios sin ordenarse sacerdote el año 1986. Dichos estudios marcaron en él una profunda convicción cristiana y un gran amor por la Iglesia. 1980: Bachiller en Filosofía, Universidad Católica de Valparaíso 1984: Profesor de Teología, Universidad Católica de Valparaíso 2002: Postítulo en Informática Educativa, Universidad de Los Lagos, Osorno 2005: Postítulo en Mediación Familiar, Universidad de La Frontera, Temuco 2012: Postítulo en Mediación Familiar, Universidad Católica del Norte 2014: Magíster en Mediación Familiar, Universidad de Aconcagua 2016: Alumno de Magíster en Resolución Colaborativa de Conflictos, Universidad Católica de Temuco.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

*