ATRASO DE ADJUDICACIÓN DE SERVICIOS DE MEDIACIÓN FAMILIAR AFECTA A MUCHAS ZONAS DEL PAÍS

 

Muchas zonas del país no serán adjudicadas hasta dentro de un plazo que podría extenderse hasta por un mes o el tiempo que sea necesario.

Así lo da a conocer la Resolución Exenta 561 del 26 de septiembre de 2018, del Secretario Regional Ministerial de Valparaíso.

El motivo: No se hizo el trámite de toma de razón por parte de la Contraloría General de la República de aquellos contratos que involucran un desembolso para el estado  superior al equivalente de 5000 UTM.

¿A quiénes afecta esta situación? Afecta a todos aquellos contratos que superen la suma de $4.497.000 de pesos chilenos mensuales, que es el valor aproximado de 5000 UTM considerado como el valor total del contrato.

En este caso mostraremos como ejemplo la resolución del Seremi de Valparaíso, pero lo mismo ocurre en todas las zonas cuyos contratos adjudicados superan esa cifra. Los interesados deben buscar en cada ID de licitación si es que existe una Resolución Exenta que determina ampliación del plazo.

Lo insólito del caso es que en los mismos llamados se dice que no es necesaria la toma de razón:

¿Qué es la toma de razón?

 

EL CUIDADO DE LOS VÍNCULOS, 1a parte

“Apareció entonces el zorro;

 -Buenos días -saludó el zorro.

-Buenos días -contestó amablemente el principito que al darse vuelta en dirección a la voz no vio a nadie.

 -Si me buscas, aquí estoy -aclaró el zorro- debajo del manzano…

-Pero…, ¿quién eres tú? -preguntó el principito- Eres muy hermoso…

-Soy un zorro -dijo el zorro.

 -Acércate…, ven a jugar conmigo -propuso el principito- Estoy tan triste!…

 -¿Jugar contigo? No…, no puedo -dijo el zorro- Aún no estoy domesticado.

 -Ah! Perdón -se excusó el principito.

Interrogó, luego de meditar un instante:

 -¿Has dicho “domesticar”? ¿Qué significa “domesticar”?

 -Tú no eres de aquí -afirmó el zorro- ¿Puedes decirme qué es lo que buscas?

 -Busco a los hombres-respondió el principito- Dime, ¿qué significa “domesticar”?

 -Los hombres-intentó explicar el zorro- poseen fusiles y cazan. Eso es bien molesto. Crían también gallinas; es su único interés. ¿Tú buscas gallinas, verdad?

 -No- dijo el principito- Busco amigos. ¿Qué significa “domesticar”?

 -Ah!…, es una cosa muy olvidada -respondió el zorro- Significa “crear lazos”.

 -¿Crear lazos? -preguntó el principito.

 -Así es -confirmó el zorro- Tú para mí, no eres más que un jovencito semejante a cien mil muchachitos. Además, no te necesito. Tampoco tú a mí. No soy para ti más que un zorro parecido a cien mil zorros. En cambio, si me domesticas…, sentiremos necesidad uno del otro. Serás para mí único en el mundo. Seré para ti único en el mundo…

 -Creo que empiezo a entender -dijo el principito- Hay una flor… Creo que me ha domesticado.

-Es probable -contestó el zorro- En este planeta, en la Tierra, pueden ocurrir todo tipo de cosas…!

 -¡Oh! No es en la Tierra -se apresuró a decir el principito.

 El zorro se quedó no menos que intrigado.

-¿Acaso en otro planeta?

-Sí.

 -¿Puedes decirme si hay cazadores en ese planeta?

 -¡Oh, no! No los hay.

 -Me está resultando muy interesante, ¿Hay gallinas?

 -No.

 -No existe nada que sea perfecto -dijo el zorro suspirando.

 Luego prosiguió:

 -Mi vida es algo aburrida. Cazo gallinas y los hombres me cazan. Todas las gallinas se parecen como también los hombres se parecen entre sí. Francamente me aburro un poco. Estoy seguro que…, si me domesticas mi vida se verá envuelta por un gran sol. Podré conocer un ruido de pasos que será bien diferente a todos los demás. Los otros pasos, me hacen correr y esconder bajo la tierra. Pero el tuyo sin embargo, me llamará fuera de la madriguera, como una música. ¡Mira! ¿Puedes ver allá a lo lejos los campos de trigo? Yo no como pan, por lo que para mí el trigo es inútil. Los campos de trigo nada me recuerdan. ¡Es triste! Pero tú tienes cabellos de color oro. Cuando me hayas por fin domesticado, el trigo dorado me recordará a ti. Y amaré el sonido del viento en el trigo…

 El zorro en silencio, miró por un gran rato al principito.

 -¡Por favor… domestícame! -suplicó.

 -Lo haría, pero… no dispongo de mucho tiempo -contestó el principito. Quisiera encontrar amigos y conocer muchas cosas.

 -¿Sabes…? Sólo se conocen las cosas que se domestican -afirmó el zorro. Los hombres carecen ya de tiempo. Compran a los mercaderes cosas ya hechas. Y… como no existen mercaderes de amigos, es muy simple, los hombres ya no tienen amigos. Si realmente deseas un amigo, ¡domestícame!

 -Y… ¿qué es lo que debo hacer? -preguntó el principito.

 -Debes tener suficiente paciencia -respondió el zorro. En un principio, te sentarás a cierta distancia, algo lejos de mí sobre la hierba. Yo te miraré de reojo y tú no dirás nada. La palabra suele ser fuente de malentendidos. Cada día podrás sentarte un poco más cerca.

 Al otro día el principito volvió:

 -Lo mejor es venir siempre a la misma hora -dijo el zorro. Si sé que vienes a las cuatro de la tarde, comenzaré a estar feliz desde las tres. A medida que se acerque la hora más feliz me sentiré. A las cuatro estaré agitado e inquieto; ¡comenzaré a descubrir el precio de la felicidad! En cambio, si vienes a distintas horas, no sabré nunca en qué momento preparar mi corazón… Los ritos son necesarios.

 -¿Qué son los ritos? -preguntó el principito.

 -Se trata también de algo bastante olvidado -contestó el zorro. Es aquello que hace que un día se diferencie de los demás, una hora de las otras horas. Te daré un ejemplo. Entre los cazadores hay un rito. Todos los jueves bailan con las jóvenes del pueblo. Para mí el jueves es un maravilloso día, ya que paseo hasta la viña. Si los cazadores no tuvieran un día fijo para su baile, todos los días serían iguales y yo no tendría vacaciones.

 Fue así como el principito domesticó al zorro. Pero al acercarse la hora de la partida:

 -¡Ah! -dijo el zorro. Voy a llorar.

 -No es mi culpa -repuso el principito. Tú quisiste que te domesticara, no fue mi intención hacerte daño…

 -Sí, yo quise que me domesticaras -dijo el zorro.

 -¡Pero dices que llorarás!

 -Sí -confirmó el zorro.

 -¿Ganas algo entonces? -preguntó el principito.

 -Gano -aseguró el zorro- por el color del trigo.

 Luego sugirió al principito:

 -Vuelve y observa una vez más el jardín de rosas. Ahora comprenderás que tu rosa es única en el mundo. Cuando vuelvas para decirme adiós, yo te regalaré un secreto.

 Se dirigió el principito nuevamente a la rosas:

 -En absoluto os parecéis a mi rosa. Nadie os ha domesticado y no habéis domesticado a nadie. Así era mi zorro antes, semejante a cien mil otros. Al hacerlo mi amigo, ahora es único en el mundo.

 Las rosas se mostraron ciertamente molestas.

 -Sois bellas, pero aún estáis vacías -agregó- Nadie puede morir por vosotras. Es probable que una persona común crea que mi rosa se os parece. Ella siendo sólo una, es sin duda más importante que todas vosotras, pues es ella la rosa a quien he regado, a quien he puesto bajo un globo; es la rosa que abrigué con el biombo. Ella es la rosa cuyas orugas maté (excepto unas pocas que se hicieron mariposas). Ella es a quien escuché quejarse, alabarse y aún algunas veces, callarse. Ella es mi rosa…

 Regresó hacia donde estaba el zorro:

 -Adiós -dijo.

 -Adiós -dijo el zorro. Mi secreto es muy simple: no se ve bien sino con el corazón; lo esencial es invisible a los ojos.

 -Lo esencial es invisible a los ojos -repitió el principito a fin de acordarse.

 -El tiempo que dedicaste por tu rosa, es lo que hace que ella sea tan importante para ti.

 -El tiempo que dediqué por mi rosa…-repitió el principito para no olvidar.

 -Los hombres ya no recuerdan esta verdad -dijo el zorro. En cambio tú, por favor… no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa…

 -Soy responsable de mi rosa…-dijo en voz alta el principito a fin de recordar…”

“El Principito”  Antoine de Saint-Exúpery

TRIBUNAL DE CONTRATACIÓN PÚBLICA ORDENA SUSPENSIÓN DE LICITACIÓN ID 759-116-LR18

 

Con fecha de hoy, 20 de septiembre de 2018, el Tribunal de Contratación Pública ordenó la suspensión por 15 días del proceso de licitación pública para los servicios de mediación familiar ID 759-116-LR18, en el caso de la mediadora que denunció la falsificación de su firma.

Ver resolución del Tribunal de Contratación Pública

¿Cuáles son las penas establecidas en el Código Penal por el delito de falsificación de firma?:

Código Penal de Chile, Artículo 197:

“El que, con perjuicio de tercero, cometiere en instrumento privado alguna de las falsedades designadas en el artículo 193, sufrirá las penas de presidio menor en cualquiera de sus grados y multa de once a quince unidades tributarias mensuales, o sólo la primera de ellas según las circunstancias.

Si tales falsedades se hubieren cometido en las letras de cambio u otra clase de documentos mercantiles, se castigará a los culpables con presidio menor en su grado máximo y multa de dieciséis a veinte unidades tributarias mensuales, o sólo con la primera de estas penas atendidas las circunstancias”. 

Si se llegase a probar este delito de falsificación de firma en un documento privado para una licitación que es pública, ¿Qué es lo que debería pasar con la empresa involucrada en tal cuestión, respecto de la licitación?

¿Debería eliminarse a dicha empresa del Registro de Mediadores de Chile? En dicho caso una persona jurídica podría reaparecer con otro nombre bajo una personalidad jurídica diferente. ¿Se debería eliminar del Registro de Mediadores a la persona natural que efectuó el ilícito?.

¿Qué pasará con otras licitaciones a  las cuales en este actual proceso dicha empresa está participando?

Creemos que se debe dar una señal clara de que este tipo de faltas graves a la probidad no se pueden tolerar, sin perjuicio de las consecuencias y responsabilidades administrativas, civiles o penales que se puedan deducir.

EL VIH EN CHILE: PRIMER LUGAR DE PREVALENCIA EN EL MUNDO, LE SIGUE ÁFRICA

INFORME DEL INSTITUTO DE SALUD PÚBLICA DE CHILE PERIODO 2010-2015

Rafael Caviedes DupráPresidente Asociación de Isapres de Chile, escribió a El Mercurio, de Santiago de Chile, el 18 de abril de 2018:

“Ya lo habíamos advertido antes, cuando en 2016 y, posteriormente, el año pasado, levantamos las alertas a través de un estudio realizado por la Asociación de Isapres (publicado en julio de 2017), el cual detectó que los pacientes con VIH/Sida atendidos por GES (Garantías Explícitas en Salud) en Isapre, se elevaron un 41% entre 2014-2016, alcanzando algo más de 7.000 casos en 2016, lo que revela que en promedio algo más de 1.000 nuevos pacientes al año en isapres se están incorporando al GES por esta causa.  En Chile, desde 2005 el diagnóstico y tratamiento del VIH/Sida está cubierto por el GES, lo que ha llevado a que las personas que se han tratado oportunamente han podido mejorar sustancialmente su calidad de vida, convirtiéndose de este modo en una enfermedad crónica y no mortal. Lo anterior muestra un resultado muy positivo de nuestras políticas de salud; sin embargo, preocupa que se estén destinando recursos principalmente al tratamiento y se haya postergado la prevención primaria, pues esta es una enfermedad que es evitable y a la cual hoy se le destina una parte importante de los recursos públicos y privados del país. Valoro que el financiamiento del tratamiento del VIH/Sida, tanto en Fonasa como en isapres, sea a través del Plan GES, pero ello se traduce en un gran esfuerzo económico para el país. Un estudio publicado en febrero de 2018 por el Desal/Cenabast muestra que los medicamentos para tratar el VIH encabezan la lista de gastos de medicamentos del sector público, con un 11% del gasto total en 2016. Por su parte, en isapres el VIH/Sida es la patología GES de mayor gasto, alcanzando un 20% del total del pago que hacen estas instituciones por concepto de GES, pero utilizado solo por un 1,8% del total de pacientes. 
En materia de la política sanitaria, en lo que se refiere a la prevención es donde queda una tremenda tarea por hacer, especialmente entre los jóvenes, pues el número de contagiados sigue creciendo, lo que no se condice con lo observado en otros países de ingresos similares a los de Chile, donde la tendencia ha sido principalmente a la baja. Por ello, urge que la sociedad tome conciencia de esta enfermedad, pero aún más importante es que el Estado -encargado de las políticas públicas- realice suficientes esfuerzos comunicacionales y campañas de prevención, de modo de evitar posteriores sufrimientos y los enormes costos sociales que acarrea esta enfermedad”.