LA FUERZA DE LOS COLEGIOS PROFESIONALES

Con fecha 9 de marzo del 2018, el Ministerio de Salud de Chile aprobó, para todo el país, una norma que establecía las nuevas “Orientaciones y normas técnicas del Trabajo Social en Salud” (MINSAL, 2018) (se adjunta el texto en PDF). Este documento fue un intento de actualizar las funciones de la profesión en diversos organismos del estado. Desde la Comunidad Internacional del Trabajo Social Clínico esta noticia fue recibida con gran entusiasmo y emoción pues consideraron que era un paso importante en la lucha por la legitimidad y el reconocimiento de la especialidad clínica del Trabajo Social.

Los elementos que consideraron más relevantes:

  • El texto definía el Trabajo Social Clínico, y lo hizo tomando como base una definición proporcionada por trabajadores sociales del país (p. 49).
  • Reconocía el Trabajo Social en Salud Mental como Trabajo Social Clínico.
  • Reconocía la salud mental como área específica del Trabajo Social y la atención directa/clínico asistencial como ámbito de actuación (p. 71).
  • Atribuía funciones de atención, diagnóstico, tratamiento y asesoramiento profesional (p. 49).
  • Reconocía el modelo Clínico del Trabajo Social (p. 22) y se fundamentaba y validaba la perspectiva holística y ecosistémica persona-ambiente (p. 22).
  • Legitimaba el uso lo métodos como la psicoterapia individual, familiar y grupal, la supervisión, la consejería y el acompañamiento psicosocial (p. 70-73).

Todo bien… Hasta que el Colegio de Psicólogos de Chile intervino

Frente a estas normativas del Ministerio de Salud, los representantes del Colegio de Psicólogos de Chile solicitaron a la Contraloría General de la República, dejar sin efecto esta disposición que permitía a los trabajadores sociales realizar psicoterapia.

Como resultados de la gestión de dicha asociación gremial, la Contraloría General de la República se pronunció, y al Ministerio de Salud chileno no le quedó otra alternativa: la entidad resolvió anular dicha resolución: “Déjase sin efecto la resolución exenta N° 389 de 09 de marzo de 2018, de este Ministerio que aprueba “Orientaciones y normas técnicas del Trabajo Social en Salud”.

Publicado por

Patricio Rebolledo Schmidt

Patricio Rebolledo Schmidt

Concluida su enseñanza media ingresó en el año 1976 a la carrera de Ingeniería Comercial, en la Universidad de Chile sede Viña del Mar, ubicada en 7 Norte con Pasaje La Paz. Luego de cursar dos años, se desilusionó de la carrera por el marcado acento neoliberal de la misma, que privilegiaba lo que se denominaba en ese entonces el laissez faire, l expresión francesa que significa «dejen hacer», refiriéndose a una completa libertad en la economía: libre mercado, libre manufactura, bajos o nulos impuestos, libre mercado laboral y mínima intervención de los gobiernos. En la búsqueda personal de una vocación más humanista y cristiana, Ingresó en el año 1978 en el Pontificio Seminario Mayor "San Rafael" de Valparaíso, siguiendo un impulso por estudiar la carrera sacerdotal. Egresó de dicho centro de estudios sin ordenarse sacerdote el año 1986. Dichos estudios marcaron en él una profunda convicción cristiana y un gran amor por la Iglesia. 1980: Bachiller en Filosofía, Universidad Católica de Valparaíso 1984: Profesor de Teología, Universidad Católica de Valparaíso 2002: Postítulo en Informática Educativa, Universidad de Los Lagos, Osorno 2005: Postítulo en Mediación Familiar, Universidad de La Frontera, Temuco 2012: Postítulo en Mediación Familiar, Universidad Católica del Norte 2014: Magíster en Mediación Familiar, Universidad de Aconcagua 2016: Alumno de Magíster en Resolución Colaborativa de Conflictos, Universidad Católica de Temuco.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

*