CENTROS DE MEDIACIÓN CONTRATADOS HASTA EL 31 DE DIC 2018 NO PODRÁN CUMPLIR METAS

Los centros de mediación que terminarán sus contratos el 31 de diciembre de 2018 no podrán cumplir con las metas de noviembre y diciembre, en virtud de la instrucción emanada de la Unidad de Mediación en el sentido de no recibir nuevos ingresos:

… en aquellas zonas actuales donde ya ha comenzado a prestar servicios el nuevo prestador, el centro de Mediación actual debe derivar a los nuevos usuarios al nuevo Centro de Mediación. No obstante, los usuarios que hayan ingresado su causa en su Centro de Mediación y cuyo proceso de tramitación de la causa se encuentra pendiente, éste debe seguir siendo atendido por su Centro de Mediación. Reitero, sólo las nuevas causas o los usuarios nuevos deben ser derivados al nuevo Centro de Mediación.

Los mediadores licitados que prestan servicios en los centros contratados hasta el 31 de diciembre de 2018 estiman que esta medida los perjudicará severamente.

¿Qué pasaría si un centro de mediación continuase ingresando causas hasta el 31 de diciembre? En el fondo se les obliga a los actuales centros a no cumplir con los indicadores o metas en forma forzosa y unilateral, lo cual vendría a constituir una medida arbitraria, que no está contemplada en los contratos, y por lo tanto, sería ilegal.

Nos parece que lo razonable sería que se permitiera que los centros de mediación que están por terminar sus contratos puedan realizar mediaciones hasta el 31 de diciembre de 2018, coexistiendo con los nuevos  centros que recién comienzan.

Publicado por

Patricio Rebolledo Schmidt

Patricio Rebolledo Schmidt

Concluida su enseñanza media ingresó en el año 1976 a la carrera de Ingeniería Comercial, en la Universidad de Chile sede Viña del Mar, ubicada en 7 Norte con Pasaje La Paz. Luego de cursar dos años, se desilusionó de la carrera por el marcado acento neoliberal de la misma, que privilegiaba lo que se denominaba en ese entonces el laissez faire, l expresión francesa que significa «dejen hacer», refiriéndose a una completa libertad en la economía: libre mercado, libre manufactura, bajos o nulos impuestos, libre mercado laboral y mínima intervención de los gobiernos. En la búsqueda personal de una vocación más humanista y cristiana, Ingresó en el año 1978 en el Pontificio Seminario Mayor "San Rafael" de Valparaíso, siguiendo un impulso por estudiar la carrera sacerdotal. Egresó de dicho centro de estudios sin ordenarse sacerdote el año 1986. Dichos estudios marcaron en él una profunda convicción cristiana y un gran amor por la Iglesia. 1980: Bachiller en Filosofía, Universidad Católica de Valparaíso 1984: Profesor de Teología, Universidad Católica de Valparaíso 2002: Postítulo en Informática Educativa, Universidad de Los Lagos, Osorno 2005: Postítulo en Mediación Familiar, Universidad de La Frontera, Temuco 2012: Postítulo en Mediación Familiar, Universidad Católica del Norte 2014: Magíster en Mediación Familiar, Universidad de Aconcagua 2016: Alumno de Magíster en Resolución Colaborativa de Conflictos, Universidad Católica de Temuco.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

*