EXISTE UN SIMEF QUE SOLO ALGUNOS CONOCEN

Una mediadora quien nos pidió reserva de su nombre, nos comentó que la Unidad de Mediación dependiente del Ministerio de Justicia de Chile, entrega información privilegiada a algunos centros que son empresas grandes de mediación, a través de un sistema informático al que no acceden todos.

La gran mayoría de los centros de mediación acceden al sistema a través del SIMEF, Sistema Informático de Mediación Familiar:

A este sistema se accede en dos versiones, una para el mediador, y otra para el administrador del centro; cada uno con su clave. El administrador tiene acceso a funciones que le son propias de su trabajo: algunos indicadores estadísticos y causas de los mediadores.

La mediadora que nos proporcionó la información afirma que existe una tercera versión del Simef, oculta para la mayoría de los centros, al que sólo acceden algunos administradores de centros, que son los más cercanos al coordinador de la Unidad de Mediación. Este sistema les entrega información estadística mucho más completa e información total sobre cuántas causas con acuerdo, frustradas con sesión conjunta, causas con más de una sesión etc., faltan para que el centro cumpla con las metas que se les piden a los centros para lograr el 100% del VTM, Valor Total Mensualizado.

A mí personalmente no me consta, porque no tengo acceso a ese sistema. Pero sería bueno iniciar una investigación a la parte informática, y se descubre que esa información es verdad, sería una corrupción abierta y descarada, que beneficia a los amigos y perjudica a la mayoría.

Personalmente no me extrañaría que ello sucediera, porque a mí me ha sucedido en anteriores licitaciones, que me me han dejado fuera por algún error formal en la boleta de garantía; y he visto que en otras licitaciones, por el mismo error, a un determinado centro se le a advertido del error dentro del mismo proceso a fin de que corrija el error dentro de un plazo razonable. En esos años era mejor pensado, y lo atribuía a un error de procedimiento de la unidad de mediación, de que no era parejo con todos.

En esos casos, lo peor que se puede hacer es reclamar a través de la misma página de mercadopublico, porque la respuesta al reclamo la dan ellos mismos. En esa oportunidad me dijeron que yo estaba equivocado, que todo estaba correcto.

Así que parece ser que se está entrando a descubrir la punta de un hilo que quien sabe adónde nos conducirá. Tal vez existan al interior de la unidad de mediación una cofradía de privilegiados, como esa mediadora que pese a haber falsificado una firma, logró una importante licitación, y sigue permaneciendo vigente en el Registro de Mediadores. En cambio, a una mediadora de Osorno la suspendieron del registro por tres años, por haberse demorado un par se semanas en entregar un certificado de mediación frustrada.

El decreto exento 3044 de fecha 14 de sept 2015 establece en el numeral 13.3 parágrafo i, como una causa gravísima la falsificación de documentos por parte del contratado:

El Tribunal de Contratación Pública en la causa Rol 200 2018 ya emitió sentencia favorable a la reclamante en el caso de la falsificación de la firma. Veremos ahora qué pasa con el registro de sanciones.

 

 

Publicado por

Patricio Rebolledo Schmidt

Patricio Rebolledo Schmidt

Concluida su enseñanza media ingresó en el año 1976 a la carrera de Ingeniería Comercial, en la Universidad de Chile sede Viña del Mar, ubicada en 7 Norte con Pasaje La Paz. Luego de cursar dos años, se desilusionó de la carrera por el marcado acento neoliberal de la misma, que privilegiaba lo que se denominaba en ese entonces el laissez faire, l expresión francesa que significa «dejen hacer», refiriéndose a una completa libertad en la economía: libre mercado, libre manufactura, bajos o nulos impuestos, libre mercado laboral y mínima intervención de los gobiernos. En la búsqueda personal de una vocación más humanista y cristiana, Ingresó en el año 1978 en el Pontificio Seminario Mayor "San Rafael" de Valparaíso, siguiendo un impulso por estudiar la carrera sacerdotal. Egresó de dicho centro de estudios sin ordenarse sacerdote el año 1986. Dichos estudios marcaron en él una profunda convicción cristiana y un gran amor por la Iglesia. 1980: Bachiller en Filosofía, Universidad Católica de Valparaíso 1984: Profesor de Teología, Universidad Católica de Valparaíso 2002: Postítulo en Informática Educativa, Universidad de Los Lagos, Osorno 2005: Postítulo en Mediación Familiar, Universidad de La Frontera, Temuco 2012: Postítulo en Mediación Familiar, Universidad Católica del Norte 2014: Magíster en Mediación Familiar, Universidad de Aconcagua 2016: Alumno de Magíster en Resolución Colaborativa de Conflictos, Universidad Católica de Temuco.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

*